miércoles, febrero 15, 2006

Introducción


El agua es una sustancia de vital importancia para nosotros porque sin ella ni siquiera existiríamos y la necesitamos en grandes cantidades para nuestra vida. Saber de dónde procede el agua de nuestro planeta y cuales son sus propiedades es para nosotros esencial.
El agua se sitúa sobre la Tierra formando una envuelta líquida a la que llamamos hidrosfera. Los océanos, mares y las aguas continentales, ríos y lagos, forman esta hidrosfera que ocupa casi las ¾ partes de la superficie del planeta.
Esta sustancia tan valiosa es para nosotros tan conocida y habitual que sus propiedades nos parecen normales, pero son rarísimas si las comparamos con las demás sustancias conocidas. Debido a tan peculiares propiedades sin agua, en estado líquido, no habría surgido la vida ya que esta es indispensable para los seres vivos.
El uso del agua por el hombre es indiscutible y para poder llevar el agua a todas las viviendas de una población se han de solucionar diversos problemas: captación del agua, potabilización, recogida de aguas residuales, depuración… para conseguir que este bien tan preciado no se agote.